Un caso real

Hoy os quiero contar un caso real que le acaba de ocurrir a una persona que conozco y a la que mantendré en el anonimato. Tan solo os diré que es un usuario de los que podemos denominar “SOHO” que es el acrónimo de Small Office – Home Office, es decir, un usuario que tiene un ordenador que utiliza para llevar sus asuntos profesionales a la vez que los domésticos.

Desde hace mucho tiempo ha venido usando una cuenta de correo electrónico de las de tipo gratuito y que para sus requerimientos ha sido más que suficiente.

El problema se le ha planteado hace un par de semanas : su cuenta de correo ha sido hackeada y usada para emitir spam.

El no ha sido consciente hasta que al intentar comprobar su correo, no pudo conectar, ya que el servidor con muy buen criterio, había bloqueado la cuenta.

Como método para desbloquearla, el servidor pone a su disposición una serie de métodos, en los cuales propone enviar información a determinada cuenta de correo asociada a la que está bloqueada o a determinado teléfono mediante SMS.  El problema es que actualmente el usuario no tiene acceso a esa cuenta ni a ese teléfono.

Lo que pretendo con este post, no es dar soluciones para los que os haya pasado esto, ya que dependiendo del proveedor pueden ser distintas. Mi intención tan solo es dar un toque de atención a todos los que usamos este tipo de servicios para que seamos conscientes de lo que nos puede ocurrir en cualquier momento y que actuemos siempre como si realmente esto nos fuese a ocurrir mañana.

Mis consejos son los siguientes :

  • Cambiad periódicamente la contraseña del correo
  • Haced copias del correo electrónico
  • Mantened actualizada la información de vuestro perfil en el servicio que uséis.
  • Revisad periódicamente los datos de contacto que habéis dado
  • Revisad periódicamente los métodos de recuperación de contraseñas, pues los distintos servicios los cambian de vez en cuando.
  • Anotad en algún sitio los datos necesarios para recuperar vuestra conexión al correo en caso de que la perdáis. Para esto os aconsejo Evernote un servicio online muy útil al que podréis acceder desde distintos dispositivos.

En resumen, no os comportéis como si el servicio de correo que usáis, por el hecho de ser gratis, vaya a estar a vuestra disposición de forma eterna y continua. Al contrario, vedlo como algo frágil y vulnerable. Sed un poco paranoicos y seguro que a la larga dormiréis mas tranquilos.