El final de Windows XP

 

 

 

Los administradores de sistemas tenemos una fecha que marcar en el calendario, Microsoft tiene fecha límite para dejar de mantener Windows XP. El sistema operativo dejará de recibir soporte y actualizaciones de seguridad el 8 de abril de 2014. A partir de entonces, los equipos serán más inseguros y vulnerables a ataques informáticos. Windows XP no es un sistema cualquiera: ha sido el más longevo, cumplirá 12 años y medio antes de cerrar, y todavía está presente en una cuarta parte de los ordenadores: en España, con datos de noviembre de 2012, funciona en el 25,59%, solo un poco por debajo de la media mundial del 26 %.

Windows XP ha sido uno de los grandes superventas de Microsoft. Windows 7 no ha conseguido hasta este año arrebatar su récord del más vendido de la historia. No hay datos oficiales, pero se estima que se vendieron 600 millones de licencias del XP. Windows 7 alcanzó esa cifra en junio de 2012. Windows 8, el nuevo producto de Microsoft, lleva en dos mes más de 50 millones de licencias vendidas.

Windows XP salió a la venta en octubre de 2001 para sustituir a Windows 2000. Estaba previsto que Windows Vista, lanzado en enero de 2006, lo jubilara; pero su mala acogida y la explosión de los «netbooks», menos potentes, hizo que muchos equipos alargaran la vida al viejo sistema operativo. XP dejó de venderse en octubre de 2010, aunque Microsoft todavía proporciona soporte técnico hasta dentro de año y medio. Después de 12 años y medio superará el récord de Windows NT, retirado tras una vida de 11 años y medio.

Windows XP, a pesar de su longevidad, sufrió numerosas críticas desde su lanzamiento, tachado como mera actualización de Windows 2000 o como sistema operativo demasiado básico. Y se enfrentó, y perdió, litigios por abuso de mercado, especialmente por sus preinstalados Windows Media Player, Windows Messenger y Windows Live ID. Sin embargo, XP también es reconocido por ser más estable y seguro que sus predecesores, sobre todo tras las sucesivas implementaciones, los «service pack», aunque tampoco se ha librado de críticas por vulnerabilidad. XP sufrió al principio problemas de acogida debido a las reticencias para abandonar los viejos sistemas operativos. La llegada de equipos más potentes y la generalización del uso de internet hicieron inevitable su instalación, sustituyendo las versiones Windows 95, 98 y 2000.

Cuando Microsoft cerró definitivamente Windows 2000, el 13 de julio de 2010, estaba presente tan solo en el 0,31%, y la repercusión fue escasa. El actual 26% de XP, cerca de 500 millones de equipos, es todavía preocupante para la seguridad informática. Los analistas indican que, previsiblemente, en la fecha límite habrá aún entre un 10 y un 15% de máquinas con el veterano sistema operativo.

One thought on “El final de Windows XP

Comments are closed.